En 2019 varios caminos rurales serán reparados mediante el Plan Nacional de Caminería

El equipo de gobierno departamental priorizó la reparación de diversos caminos rurales para el año 2019 en el marco del programa “Caminos que conectan”, impulsado por la Oficina de Planeamiento y Presupuesto. El proceso de jerarquización y priorización de las obras fue elaborado con la participación de instituciones, productores y habitantes de cada zona del departamento para poder determinar cuáles son los caminos que requieren una intervención inmediata, ya sea por la cantidad de vehículos que los transitan, o bien por la función importante que desempeña.

El intendente de Salto informó cuáles son los caminos donde serán ejecutadas obras durante el 2019 para su reparación y/o construcción. Andrés Lima explicó que los 19 kilómetros del camino de acceso a Termas de Arapey son prioritarios para el desarrollo del sector turístico, motivo por el cual se realizará una obra de calidad en todo el trayecto, tal como fue informado semanas atrás por el propio jerarca.

Además del acceso a las termas, las empresas privadas que ganen las licitaciones tendrán a su cargo la tarea de reparación de los caminos de acceso a San Antonio, Villa Constitución y los dos caminos que unen la localidad de Colonia Lavalleja con la Ruta Nº4. Finalmente, el jefe del Ejecutivo Departamental informó que será construido un puente en el Paso Muñoz sobre el arroyo Sopas que, cuando llueve copiosamente, deja aislada a una importante cantidad de pobladores e impide la salida de la producción de la zona por varios días.

El director de Descentralización e Inversión Pública de OPP, Pedro Apezteguía, reflexionó sobre la importancia de establecer prioridades, ya que los anunciados por el intendente son solo una fracción menor del total de los caminos y eso es lo que este plan procuró: priorizar.

El contador Álvaro García, director de OPP, recordó que el presidente Tabaré Vázquez determinó, en 2016, la realización de este Plan Nacional de Caminería. Para la autoridad, estos anuncios son efectos directos de aquel planteamiento, con un análisis profesional y objetivo de los técnicos de la OPP, con el aporte y la visión de las autoridades del departamento y los usuarios para establecer las prioridades necesarias. “Los recursos son escasos para necesidades que siempre son mayores que los recursos, es casi un axioma eso”.

La vialidad rural del país está bajo jurisdicción de los gobiernos departamentales, y Salto cuenta con más de cinco mil kilómetros de caminos. El gobierno nacional, colabora con la gestión que hacen los gobiernos departamentales de la caminería rural, a través de diferentes programas destinados a tal fin. Según establece la Ley de Presupuesto Nacional el gobierno nacional aporta el 70% de los recursos, y los gobiernos departamentales aportan el 30%.