Comenzó el curso para operarios de carnicerías y transportistas de carnes con una alta participación

Desde el martes 23 y hasta el jueves 25 de octubre se desarrolla en Salto el curso de capacitación para el sector cárnico brindado por el Instituto Nacional de Carnes (INAC), la Facultad de Veterinaria y la Intendencia de Salto, con más de 100 participantes entre carniceros, trabajadores del rubro, transportistas e inspectores de bromatología. Se trata de un curso gratuito que tiene como objetivo contribuir con el manejo adecuado y la seguridad de estos productos alimenticios.

Las actividades comprenden dos días de clases teóricas, que se desarrollan en la Cooperativa Agraria de Salto (CALSAL), y un día de práctica en una carnicería. Marco normativo, habilitaciones, cortes de carnes, inocuidad y microbiología, higiene y demostración práctica, se encuentran entre los principales temas del curso.

El Dr. Pablo Formento, uno de los docentes de INAC, valoró la alta participación, que superó la expectativa, y destacó el rol de los inspectores de bromatología, quienes no deben ser vistos únicamente como fiscalizadores sino también como asesores, cuyo apoyo puede contribuir a mejorar el negocio.

Por su parte, el director de Salud e Higiene de la Intendencia, Dr. Juan Pablo Cesio, señaló que  desde ese departamento se viene trabajando hace tiempo para brindar herramientas a quienes manipulan alimentos, como forma de disminuir riesgos de contraer enfermedades y asegurar que los alimentos que consumimos tengan cada día mayor calidad.

En la oportunidad, Cesio también se refirió a otros aspectos positivos que surgen de la coordinación entre la Intendencia e INAC, como por ejemplo, el hecho de que ese instituto cedió a la Intendencia de Salto un equipo que permite analizar el porcentaje de grasa en la carne picada que se vende al público. En el último año se analizaron unas 80 carnicerías salteñas y un amplio porcentaje dio como resultado una muy buena calidad. Solo tres o cuatro comercios mostraron pequeños índices por encima del porcentaje aceptado, que es del 20 por ciento, pero aun en esos casos no excedían el 22 o 23 por ciento, lo que además se pudo corregir en análisis posteriores.

Como cierre de la propuesta, quienes completen la carga horaria estipulada por los organizadores recibirán un diploma por su participación.