Era el “mejor compañero” pero se fugó con la plata de la fiesta de fin de curso

El joven se ofreció como voluntario para juntar la plata y desapareció con 55.000 del resto del grupo.

A varios compañeros todavía les cuesta creer. Sin embargo, y aunque parezca la escena de una película de ficción, la historia es verídica y ocurrió en un liceo de la provincia de Rosario, donde el joven en cuestión era considerado el mejor alumno del curso y uno de los más buenos de la clase.

Según informó el diario Clarín, Marcos, como se llama el responsable, se fugó con la plata de la fiesta de egresados de fin de año de unos 25 alumnos pertenecientes a los quintos de la Escuela de Enseñanza Media para Adultos de la ciudad rosarina.

“Está con nosotros desde primer año. El mejor alumno de la clase, siempre atento y solidario con todos. El típico chico 10. ¿Cómo íbamos a imaginar algo así?”, contó una de las damnificadas a Clarín.

De acuerdo al relato de la joven, todo comenzó a fines del año pasado cuando el joven se ofreció como voluntario para averiguar los precios de los salones. A la semana siguiente, el chiquilín llegó a la escuela con el precontrato de un salón que tenía fecha para el 8 de diciembre de este año, con un valor de $500 -argentinos- por persona.

Aunque inicialmente sostuvo que se trataba de un precio fijo, durante los últimos meses esto cambió y empezó a decir al resto del grupo que había que poner más plata.

Si bien entre los compañeros surgió la sospecha, nadie se imaginó que esto sería parte de una mentira para darse a la fuga luego de haberse hecho del dinero. La mala noticia llegó cuando una de las estudiantes decidió contactarse con el salón de fiestas y desde la empresa le indicaron que nada había cambiado.

Aunque la joven se contactó con su compañero luego de esto, Marcos apagó el celular y no volvió más a clase. Incluso, no solo no lo pueden contactar por mensajes sino que ni su familia sabe dónde está.

“Se lo tragó la tierra”, contó al destacar que calculan que el joven se llevó más de 55.000. Ante esta situación, y pese a la confianza que tenían en Marcos, sus compañeros dudan que este recapacite y evalúan denunciarlo ante las autoridades por estafa.

Fuente: Clarín