Una nave que llevaba a dos astronautas a la Estación Espacial Internacional debió regresar de emergencia a la Tierra

La nave Soyuz que debía transportar a un astronauta estadounidense y otro ruso a la Estación Espacial Internacional (ISS) tuvo este jueves un problema en el motor después de su despegue.

Posteriormente, el estadounidense Nick Hague y el ruso Alexéi Ovchinin aterrizaron en Kazajistán “en buen estado de salud”.

“Los equipos de búsqueda y rescate reportan que están en contacto con la tripulación, que reporta que está en buenas condiciones”, agregó la agencia estadounidense.

El lanzamiento de la nave en el marco de la misión 57-58 se produjo a las 08.40 GMT, la hora exacta prevista, reportó la transmisión en directo de la NASA y la agencia espacial rusa Roscosmos.

Según explicó la NASA, la cápsula retornó a la Tierra con un descenso balístico, que tiene un ángulo más pronunciado en comparación un aterrizaje normal.

“Poco después del lanzamiento, hubo una anomalía con el acelerador y el ascenso fue abortado”, explicó la agencia en un comunicado.

Alexéi Ovchinin y Nick Hague tenían previsto una caminata espacial el próximo 15 de noviembre, para arrojar luz sobre el agujero que causó a finales de agosto la pérdida de hermeticidad de la Soyuz Ms-09 adosada a la EEI y que Rusia no descarta fue provocado a bordo, incluso intencionadamente, según dijo el pasado día 2 el director general de Roscosmos, Dimitri Rogozin.

La NASA ha dicho al respecto que no descarta que el agujero fuera hecho intencionalmente, aunque indicó que la investigación al respecto sigue en curso.

Deja Tu Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.