Ahora, las 38 viviendas del desarrollo (Por el Dr. Álvaro Lima – Frente Amplio de Salto)

Esa búsqueda tenaz que prioriza la concreción en viviendas, ha vuelto a florecer con otro capítulo en terruño salteño. Parte de una historia desandada un tanto especial, atendiendo a las treinta y ocho (38) familias que provienen de zonas inundables.

Núcleos familiares que acordaron con el gobierno actual de Salto pensar una relocalización y ponerse a trabajar en el despliegue de energías para superar los avatares cíclicos de las inundaciones y sus afectaciones.

En tan solo una semana, dos programas de construcción de viviendas en nuestra ciudad; cruzaron la meta. Son en total, setenta y ocho nuevas fincas para igual número de familias que enlazan dos proyectos concretados.

Recordemos que la Intendencia de Salto junto al Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA) vienen ejecutando algunos emprendimientos de respuesta habitacional.

Ha significado muy notorio el acompañamiento integral que, desde las distintas áreas involucradas de la comuna en tema vivienda se llevaron a cabo en éste producto final de 38 nuevas viviendas de la aventura “Salto al desarrollo”.

En Barrio Salto Nuevo Sur, lucía flamante el novel complejo Ñandé, al tiempo que se percibía la ansiedad y la algarabía de quienes se aprestaban al acto de inauguración con las autoridades que respaldaron, negociaron y siguieron muy de cerca la ejecución.

Con presencia de autoridades nacionales y del jefe comunal con su equipo de gobernanza, se entregaron las llaves para la nueva vida. La alegría de los y las beneficiarios era indescriptible y muy difícil de explicar.

Llegó la paz para treinta y ocho familias afectadas por las devastadoras consecuencias de las crecidas cíclicas del río Uruguay. Personas que vivían dentro de la cota de los 11,80 metros de altitud y los 13,80 metros, ingresaron al programa de realojo y finalmente; saltaron al desarrollo.

La financiación ministerial garantizó la marcha de ésta gran propuesta. La comuna aportó sus técnicos, las horas en supervisiones del grupo de arquitectos y personal especializado.

Fue trazando y dibujando ese mapeo para la conexión de los servicios de agua potable y electricidad.

Todo en forma conjunta con las familias seleccionadas, auténticas protagonistas del programa Ñandé, actores estelares en ese trabajo de construcción ciudadana y de sentido de pertenencia; al cual se enfrentaban con gran disposición.

Mención muy especial para todo el personal de los departamentos de Obras, Servicios Públicos y Desarrollo Social para dar cumplimiento en tiempo y forma, a las distintas instancias del proceso que se sucedían.

La vivienda siempre preocupa y se comprende en toda administración. En el programa de gobierno, que la fuerza política empezó a elaborar a nivel nacional; naturalmente que aparece como prioridad junto a temas de empleo y de inversiones en infraestructura.

Por ahí pasarán tres ejes centrales de la propuesta del recorrido electoral que se nos agolpará a comienzos de 2019.

Por aquí en Salto se actúa en sintonía. Notamos una actitud pro activa de la población de buscar mejorar a cada instante. Confían en sus fuerzas y sobretodo; en una administración que responde con creces y no defrauda.

Deja Tu Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.