Tras entrega de las 38 viviendas a afectados por la creciente, Intendencia comenzó demolición de sus casas anteriores

Comenzó este martes la demolición de las casas en las que vivían las familias beneficiarias de la primera etapa del proyecto “Salto al Desarrollo”, una iniciativa que lleva adelante la Intendencia de Salto junto al Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA) para realojar familias que viven en zonas inundables. En esta primera etapa, el pasado viernes 5 de octubre se entregaron 38 viviendas en la zona de Salto Nuevo.

El director de Desarrollo Social de la Intendencia de Salto, Regino López, recordó que “existía el compromiso de las familias beneficiarias de demoler las casas en las que vivían anteriormente, con el objetivo de generar un espacio público nuevo en esos terrenos y que, con los debidos controles, no puedan instalarse nuevas familias en esos padrones. Se trata de ir desafectando lugares y lograr una situación mejor para todos. En la medida en que las inundaciones nos afectan reiteradamente, si se volvieran a instalar familias sería un problema que no terminaría nunca”. Por ese motivo, López enfatizó que “es una alegría ver cómo se va cumpliendo con ese compromiso, tanto la demolición de las casas anteriores como la instalación en las nuevas viviendas, donde el desafío por delante es recomenzar, construir vecindad, pero hacerlo en un lugar que tiene todo para crecer, como escuela, liceo, policlínica, lugares que acompañan las necesidades de la población”.

En cuanto al destino de los terrenos en los que vivían estas familias, López señaló que “la reutilización del espacio se realizará enmarcada en el proyecto Cambio Climático, en el que estamos trabajando junto al MVOTMA y que apunta a reutilizar los lugares con otro significado, como espacios públicos o lugares de encuentro, que son tan importantes y que, en caso de una inundación, el daño no va a ser tan grave como el que se produce cuando una inundación afecta a familias y sus viviendas”.