Lograr y mantener: cuatro claves para evitar que los kilos perdidos regresen

¿Llegaste a tu peso ideal? ¡Felicidades! Estás a mitad de camino de ganar la batalla de la pérdida de peso.

La siguiente fase, el mantenimiento de esa pérdida, requiere de una mentalidad distinta. Piense en ello como una nueva dieta permanente, no como un regreso a su viejo modo de comer, que es un modo seguro de volver a su peso anterior.

El periodista especializado Len Canter sugiere estas cuatro reglas de oro para hacerlo más fácil, según publica HealthDay.

Regla número uno: Mantenga su red de respaldo. Si usted tenía alguna ayuda mientras perdía peso, siga en contacto con su médico, líder grupal o compañero de dieta, quienquiera que le proporcionara a usted la motivación con la que logró seguir una dieta restrictiva. De esta manera, esa persona puede animarle a practicar una buena conducta para mantener su peso. Quizá todo lo que necesita es un teléfono celular y un contacto en línea.

Regla número dos: No aligere el ejercicio. Las personas que siguen haciendo ejercicio vuelven a recuperar menos peso que las que no. Tenga en cuenta que quizá tenga que hacer incluso más ejercicio ahora, sobre todo si empieza a comer muchas más calorías que las que consumía para perder peso. Use un monitor de actividad física y póngase como objetivo quemar al menos 2,000 calorías a la semana haciendo ejercicio.

Regla número tres: Si usted no escogió una dieta para siempre con el objetivo de perder peso, elija una ahora con la que pueda vivir a largo plazo. La dieta mediterránea, por ejemplo, ofrece una amplia selección de alimentos que son buenos para usted y de ventajas saludables para el corazón.

Regla número cuatro: A medida que pase de una dieta para perder peso a una dieta para mantener peso, aumente la ingesta de comida de forma muy gradual. Empiece por aumentar la ingesta diaria en solo 200 calorías en una semana. Al final de esa semana, compruebe su peso. Si su peso siguió siendo el mismo (no hubo aumento), ese es su nuevo límite. Siga hasta que la báscula le diga que su peso se mantiene constante. Tenga en cuenta que mantener su peso más bajo requerirá de muchas menos calorías que las que tomaba para mantener su peso antiguo y más alto, y esta es la razón por la cual no puede volver a comer del modo en que solía hacerlo. Mantenga (o empiece) un diario de comida y de ejercicio para que sea más fácil identificar el equilibrio correcto de las calorías que entran y de las que gasta.

Deja Tu Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.