Proyecto productivo regional (Por el Dr. Álvaro Lima) Frente Amplio de Salto

Apenas podríamos representarnos la envergadura del despegue que conlleva ésta propuesta productiva. La conciencia colectiva, impulsa a dar un poco más de lo que le indica la Constitución y las leyes a los gobiernos departamentales. A los intendentes.

El desarrollo de la producción, la apertura de mercados buscando más aire, la nacionalización de las cadenas productivas y el trabajo asalariado vinculado a la hortifruticultura; martilla la voluntad del actual gobierno de Salto para hacer un poco más. Para dar ese plus que toda gestión merece y que el interés general espera.

Arreglar calles y avenidas, mantener la caminería rural en condiciones, el alumbrado público, recolectar los residuos domiciliarios y brindar un buen servicio del transporte urbano de pasajeros; son obligaciones esenciales. Y en Salto se viene cumpliendo.

Pero  siempre es bueno dar un poco más. Nos hace un poco mejores. En eso anda la historia reciente de la Central Hortícola, una propuesta productiva pensada hace algo más de veinte años por el entonces intendente Malaquina; y que ha sido reformulada y adaptada a nuestra época.

En beneficio de la idea, acá no se ha inventado nada y el jefe comunal lo ha reiterado en tantas ocasiones como ha tenido oportunidad.

El mega despertar de las hortalizas, verduras y frutas salteñas, para producir y comercializar a gran escala, vincula a las siete gremiales de productores del Departamento, al gobierno nacional a través de sus distintos organismos, al BID, a unos 6.500 trabajadores asalariados vinculados en forma directa y a unos 2.500 más que lo hacen indirectamente al rubro.

Naturalmente, la Intendencia de Salto es socio en éste emprendimiento y ha sido capaz de articular la programación a través del área de Planificación estratégica.

Hace casi una semana, el movimiento de la Central Hortícola obtuvo la personería jurídica lo que facilitará la negociación y la ejecución de los planes inmediatos.

Recordemos que la inversión global para la construcción asciende a unos U$S 3.500.000 de dólares y que entre las gremiales de productores, Intendencia y gobierno nacional se viene negociando la participación económica para hacerla posible.

La municipalidad de Concordia y la gobernación de Entre Ríos se sumaron al proyecto. Ambas cancillerías avanzan juntas en la consecución de las primeras metas.

La construcción de la central trae aparejado el desarrollo de la infraestructura para el tránsito de las mercaderías. En efecto, la casi totalidad de productos en el mundo se exportan vía marítima.

En consecuencia, el puerto de barcazas para Salto, la reactivación del ramal del ferrocarril en la zona de Salto Grande, la remodelación del aeropuerto de Concordia son aspectos esenciales en el proyecto superador.

Un dato a considerar: Salto le aporta al mercado Modelo casi el 30% de la totalidad de la producción comercializable, lo que en divisas supone alrededor de noventa millones de pesos.

Allí puede apreciarse la envergadura en bienes, materias primas y servicios capaz de brindarle al país el sector más importante de producción de Salto.

Este esfuerzo compartido elevó la mira hacia algo que puede ser. Lo presentimos y ansiamos que pueda llevarnos hacia otra era. La región lo necesita. Y lo espera.

Deja Tu Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.