Aprobando la aprobación (Por el Dr. Álvaro Lima) Frente Amplio de Salto

Hará cuestión de una decena de días hacia atrás, fue revelado el trabajo de la consultora local Focus que puso en examen a la población salteña. El eje temático de la investigación radicó en la consideración y valoración que públicamente se percibe de la actual gestión de gobierno departamental.

En ese sentir y pensar de los y las gobernados, los dígitos vuelven a ratificar una conformidad con lo que viene siendo la administración del Intendente Dr. Andrés Lima y su equipo de  gobernanza; cruzados ya el mojón de los tres años.

El 54 % de la totalidad de la ciudadanía consultada, aprueba lo realizado hasta nuestros días en cuanto a gerenciamiento del Departamento de Salto.

Un aspecto vital y trascendente es el hecho de que siempre, en cada una de las mediciones que periódicamente se elaboran, se ha superado el alentador guarismo bisagra que marca la mitad de la tabla.

Es más, se descubre que se ha estado en todas las mediciones; varios dígitos por encima de ese 50. Como marco referencial resulta sumamente auspicioso para enfocar el período de dos años restantes; con una elección nacional de por medio gravitante a todas luces.

Los trabajos presentados, por las dos empresas consultoras de opinión de Salto, así lo han acreditado desde las primeras mediciones. Pese a las innumerables adversidades de arranque de gestión, donde el aspecto económico-financiero fue y es determinante; se han producido hechos y acciones en pos de la mejor calidad de vida de las personas.

Asimismo, se desprende del trabajo develado que tan solo un 7 % se negó a responder. Se trata de ese sesgo de personas, quizá apáticas o no tan motivadas por la acción gubernamental; que arroja en todos los órdenes una investigación estadística.

Pero evidentemente, éste equipo de gobierno de Salto, también para esa franja trabaja y lo seguirá demostrando. Acaso allí radica una de las aristas más destacables de éste quinquenio 2015 – 2020: la interrelación y diálogo con las innumerables organizaciones sociales, con distintos colectivos y comunidad globalizada.

Qué decir del destacadísimo apoyo vincular y en acciones ejecutivas concretadas junto al Gobierno Nacional. Su respaldo ha sido crucial para salir del abismo en el que nos encontrábamos.

En esferas de gobierno, nadie da nada si no se demuestra confiabilidad, equilibrio administrativo, racionalización en el destino de los recursos, cronograma de trabajo y planificación. Y algo más claro: resultados.

Todo eso Salto lo pensó, lo llevó a papel, lo transformó en realizaciones y se hacen obras de envergadura, se mejoran los servicios básicos, volvió la negociación colectiva con concursos y sorteos. O sea, se demuestra diariamente. Lo saben desde la administración central. Lo reconoce la población de Salto con ese 54 % que motiva, hasta más no poder.

Es por esta circunstancia determinante, que se han concretizado varios proyectos en ejecución conjunta.

El compromiso está en continuar sin desfallecer, sin aminorar, sin dejar de estar en todas partes, en seguir diciendo lo que se puede hacer y cómo se hará.

Hay cosas que no se podrán realizar, al menos en éste período y con pesar; se transmite a la gente. La conformidad de las cifras no traerá la comodidad del ya está hecho.

Eso es destacable y seguramente la ciudadanía lo aprobará. Nosotros también.