Proyecto Laureles supone grandes mejoras para la zona

Las obras del “Proyecto Laureles” alcanzaron un 80% de ejecución y la empresa constructora se encamina a la etapa final de trabajos en el lugar. Una vez finalizadas, contribuirán a la organización de la zona, sumados los drenajes y canalización de pluviales a una nueva red de alumbrado público, pavimentación de calles y cordón cuneta.

El área de influencia de este proyecto, que tiene como principal referencia la avenida Apolón, desde Líber Seregni hasta Camino del Éxodo, supondrá un beneficio directo para cerca de 2500 personas que residen en ese lugar, y beneficiará a otras 4000 mil indirectamente, dijo el secretario general de la Intendencia, licenciado Fabián Bochia, y resaltó que “esta obra cambia mucho para una zona que ha crecido, donde se han erigido complejos y donde el accionar de las últimas crecidas del Río Uruguay ha hecho que se valorizara bastante.”

Bochia destacó que, con esta obra, se busca complementar y mejorar la red existente mediante la construcción de colectores y canalizadores pluviales, también serán evacuadas aguas de centro de manzana de varios padrones.

El proyecto lleva ese nombre por el arroyo que allí cruza -Laureles- y es posible gracias a una financiación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a través de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto mediante el programa de Mejora del Hábitat. El secretario general recordó, además, que el proyecto también está incluido en el Plan Director de Salto, por lo que se considera como una obra de suma importancia para la planta urbana.

La inversión es de $ 42.652.590, y las tareas de pavimentación de calles, alumbrado público y cordón cuneta, serán iniciadas una vez culmine la etapa de pluviales.