44 viviendas más para familias afectadas por las inundaciones

Tras las inundaciones de mayo y junio del año 2016, el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente comunicó a la Intendencia de Salto la decisión de priorizar para el departamento la construcción de viviendas para varias familias que suelen ser desplazadas por el agua. Poco tiempo después, la Organización No Gubernamental (ONG) Ñandé comenzó la construcción de 38 viviendas en el barrio Salto Nuevo. Estas unidades están casi prontas, y la Intendencia se encuentra trabajando en la conexión al saneamiento de los nuevos hogares de decenas de familias.

El intendente Andrés Lima informó que, desde el ministerio, autorizaron la construcción de otras 44 viviendas de uno, dos, tres y cuatro dormitorios, que también serán destinadas a familias afectadas por las inundaciones. “Son recursos que destina el gobierno nacional en un predio propiedad de la Intendencia, ubicado en la zona del Bypass entre la avenida Concordia y la avenida Pascual Harriague”.

El jerarca recordó que hace pocos días se firmó el convenio con la empresa para el inicio de las obras que posibilitarán que otras 44 familias puedan solucionar sus problemas habitacionales. Aclaró, además, que es requisito indispensable que, al momento de ocupar la nueva vivienda, hagan entrega de la anterior a las autoridades de la Intendencia o el ministerio, para evitar que nuevas familias se instalen en esos lugares.

“Estamos felices que las gestiones hayan dado buenos resultados y que hayamos comenzado con la construcción de 44 nuevas viviendas con destino a 44 familias”, declaró el intendente Lima.