En comunión con el conocimiento (Por el Dr. Álvaro Lima) Baluarte Progresista. Lista 800. FA

En éste incansable entramado social, que desde el gobierno departamental de la actual administración se estimula, con la comunidad el horizonte busca compenetrarse con el segmento educacional y formativo.

Esta vez, la disposición a colaborar es con el Centro Universitario Litoral Norte (Cenur – LN) de la Universidad de la República. El encuentro reunió al director Pancracio Cánepa y el jefe comunal, donde el primero le transmitió su preocupación por las dificultades edilicias existentes para  albergar a los miles de estudiantes que cursan sus estudios en la casa mayor.

La matrícula de ingresos se ha multiplicado, los salones disponibles se vuelven insuficientes, al punto de que en ocasiones en los mismísimos pasillos se imparten las clases.

La sensibilidad desembocó, en el compromiso de contemplar las dificultades de parte de la Intendencia. La que está dispuesta a destinar; al menos tres recintos con aptitudes locativas.

Tres inmuebles con las condiciones necesarias para transformarse, durante algunas horas, en aulas para estudiantes de toda la región y de las localidades del Departamento de Salto. Al referirse a la colaboración estudiantil, señaló el Intendente al jerarca universitario que… ”son muchos jóvenes de la región que vienen a prepararse y a formarse y si está dentro de nuestras posibilidades ayudar a paliar las dificultades; con mucho gusto lo haremos”…

Los lugares seleccionados son: en primer término el Ateneo Municipal, con capacidad para recibir alrededor de ciento ochenta estudiantes; el segundo espacio físico sugerido al director del Cenur – LN lo constituyen las instalaciones del Museo Histórico, en el cónclave de Avda. Paraguay y Avda. Blandengues y; finalmente el edificio donde se reúne la Comisión Honoraria del patrimonio histórico enmarcado en intersección de calles Julio Delgado y 19 de Abril, primer piso.

La formación y el conocimiento son primordiales en la construcción de la personalidad de la buena ciudadanía. En ello no deben de existir reparos, y el gobierno de Salto no duda. Actúa, se interrelaciona y se mete en la comunidad más que en si misma.

Pero la inquietud terciaria, no es la única buena nueva para el capítulo de hoy dedicado al acervo del saber.

Se ha concretado con la empresa de transporte San Cono, que por licitación adjudicada cumple con las frecuencias del traslado de los estudiantes en la zona de Mataojo, el traslado para que siete estudiantes liceales de Sarandí de Arapey y de Pueblo Fernández puedan cursar estudios en el liceo de Vichadero –Departamento de Rivera–.

Esta circunstancia especial, radica en el hecho de que estos jóvenes no consiguieron lugar para hospedaje en el hogar estudiantil de Masoller y por tanto debían de asumir el costo de arribar al liceo por sus propios medios.

La preocupación, de los estudiantes y de sus familias, radicaba en el costo económico a afrontar. El equipo de gobernanza de la Intendencia salteña, ante la amenaza de la pérdida del año lectivo; acordó con la empresa mencionada. Hoy, se traslada a los 7 liceales hasta el liceo de Vichadero y se los regresa el día viernes a sus hogares.

La voluntad de sortear los obstáculos trae la insustituible capacidad de sobreponerse ante las situaciones adversas; transformándolas. Acá nadie se doblega.

Y la actual administración muestra también, esa resiliencia que vuelve en identificación propia loas dificultades ajenas. De esas que se superan, viviendo la comunión.