Carámbula echaría al director de hospitales de SALTO.

El nuevo gerente dijo que los cambios se harán “rápidamente”

Cuando Marcos Carámbula asumió el liderazgo de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) a principios de marzo, el presidente Tabaré Vázquez le encomendó una misión: corregir los errores del directorio de Susana Muñiz. El exsenador de la lista 1001 ya activó su plan y su primer objetivo será limpiar “rápidamente” los “hospitales complicados”, dijo a El Observador el nuevo gerente general del organismo, Alarico Rodríguez.

 

Carámbula había anunciado que promovería un proyecto de ley para que los directores de los centros de salud públicos concursaran por los cargos, pero la nueva directiva da un paso más. El objetivo del directorio es remover a los jerarcas que estén en “la discusión pública o parlamentaria”, señaló Rodríguez, en referencia a aquellos que están en la lupa de la comisión investigadora de Diputados que indaga presuntas irregularidades en ASSE.

 

“La idea del directorio es poder hacer rápidamente concursos solo de cargos de dirección, en principio, de un grupo significativo de hospitales complicados. Calculamos que serán dos cifras de hospitales (más de 10), entre los complicados y algunos que tengan los cargos de dirección vacantes”, sostuvo Rodríguez.

 

El nuevo gerente general, que asumirá este viernes, reconoció que las autoridades quieren que todos los cargos de dirección sean concursables. Sin embargo, en el directorio son conscientes de que para que eso ocurra necesitan una ley y, por lo tanto, apurarán el trámite y sacarán primero a aquellos jerarcas que estén siendo indagados por presuntas irregularidades. “Hacemos esto pensando que en el futuro todos los cargos de dirección de todas las unidades ejecutoras serán concursables”, agregó.

 

Hay cinco jerarcas que continúan en sus cargos a pesar de que están siendo investigados en la Justicia o en el Parlamento. En el caso de presuntas irregularidades en Bella Unión, donde tres directores de hospitales son indagados por haber contratado a una empresa de traslados de la que eran dueños, todavía no hubo remociones. La Justicia de Crimen Organizado y la comisión de Diputados están a cargo de esta investigación.

 

Mientras tanto, Federico Eguren sigue al frente del hospital Pereira Rossell, Rodrigo Barcelona es el director del hospital pediátrico de ese centro y Marcos García continúa a la cabeza del hospital de Salto.