Zelmar Michelini (Por el Dr. Andrés Lima)

Seguramente y si el tiempo acompaña por el próximo e inminente mes de abril estará pronta la obra de hormigón de la calle Zelmar Michelini desde Rivera hasta Harriague. Se trata de una obra que lleva adelante una empresa salteña por licitación que permitirá cambiar la calidad de vida de los vecinos pero que también será un conector importantísimo del centro con el sur de la ciudad, siempre creciente porque allí está el barrio Ceibal, uno de los que más ha progresado en los últimos lustros, al que vamos seguido y siempre lo vemos con algunas obra nueva.

Nosotros mismos o parte de nuestro equipo de gobierno ha estado visitando permanentemente la obra, viendo cómo se desarrolla, y también con la visita de técnicos de los organismos nacionales que financian y auditan la obra. Será fundamental también como corredor que llevará a gente desde el centro al sur pero también como salida hacia las Termas del Daymán, a todo lo que es una zona lechera que crece y la natural salida hacia Paysandú o Montevideo por la ruta tres. Por otra parte implica la vuelta del hormigón a Salto, que iniciamos con obras municipales, con apoyo de empresas o en este caso por licitación,

También queremos señalar que en este caso es un viejo pedido de los vecinos de la zona que ahora podemos desarrollar como merecen. Buscando siempre lo mejor para todos. En este caso, sabemos que el tránsito se canalizará por la zona por lo que habrá que dejar la arteria de la mejor manera. Eso sí, pidiendo prudencia a los conductores porque habrá mucho tránsito y a su vez es un sector muy poblado de la ciudad por lo que queremos que los avances generen solamente beneficios para todos.

Ya hemos visto cómo quedó el hormigón en Acuña de Figueroa frente al Cementerio, zona de enorme tránsito las veinticuatro horas del día, cómo quedó Grito de Asencio luego de sufrir la peor inundación de los últimos cincuenta años, entre 8 de Octubre y la Avenida Armando Barbieri. Ojalá podamos seguir avanzando en ese sentido, porque Salto se merece obras de calidad que perduren y en este caso el hormigón es una garantía de calidad que a todos nos da satisfacciones.

Sobre el final queremos desearles a todos Felices Pascuas y buen clima de familia, sabedores que esta semana fue particularmente de reencuentros por tantos salteños que volvieron a su tierra y que el estudio, el trabajo o el deporte los alejó. Con muchos de los cuales nos hemos cruzado, saludado, o dialogado aunque sea un momento. A todos un abrazo en este tiempo tan significativo.