Juez falla tenencia compartida de una perra

El animal pertenecía a una pareja que se separó. Cuando la mujer quiso impedirle contacto con su mascota, el hombre litigó.

Un magistrado de Barcelona resolvió la tenencia compartida de “Luna”, una hembra de pastor alemán propiedad de una pareja actualmente separada.

Según informa el periódico local La Vanguardia, el demandante y la demandada fueron pareja de hecho y convivieron desde inicios del 2010 a octubre del 2015. Ambos cuidaban de la perra, Luna, nacida el 10 de noviembre del 2011, cuando ya se había iniciado la relación.

Tras la separación, él dejó el domicilio; y partir de enero del 2016, la mujer dejó de permitirle que siguiera viendo al animal. Ante esta situación, el hombre llevó el caso a la Justicia Civil, que comenzó con el juicio en febrero de 2017.

Tras la separación, el perro siguió bien atendido. Los dos integrantes de la pareja se fueron ocupando del cuidado del animal. Pero ella decidió no permitir que él fuera a recoger al animal por recomendación de su psicóloga, quien estimaba que no le convenía continuar ningún contacto con él.

Durante el juicio, la demandada reconoció que tanto ella como su compañero se ocuparon por igual de la atención y cuidado del animal, al menos durante tres años antes de la ruptura. La mujer admitió que él incluso atendía al animal con más frecuencia, al tener más disponibilidad.

En vista de todo ello, el magistrado actuante consideró como una “circunstancia formal” que en la documentación del animal sólo figurara como titular la ex compañera; y que lo relevante es que, durante la convivencia como pareja, ambos se responsabilizaron del perro “como un ser propio de ambos”. Por ello, dictó la tenencia compartida del animal, de manera que, en el caso de que no hubiera acuerdo, debería concretarse con un reparto del perro en semanas alternas.