La Intendencia tendrá un refugio para víctimas de violencia doméstica al convenir con Iglesia Católica

La Iglesia Católica, a través de la Diócesis de Salto, ha cedido en comodato a la Intendencia de Salto una casa que tendrá como fin ser el hogar para víctimas de violencia doméstica, comprendiendo en estos casos, a las mujeres que atraviesen por este tipo de situaciones y a sus hijos.

 

En ese sentido, el gobierno departamental ponderando una política de integración e inclusión a las personas en situaciones de vulnerabilidad como las que a diario se presentan en nuestro medio por este flagelo, logra contar con un espacio que brindará albergue, alimentación y asistencia técnica a quienes en momentos difíciles, más lo necesitan.

 

A su vez, la Intendencia repara otro sitio que fue utilizado en su momento con estos fines, pero cuyo estado es deplorable y necesita reparaciones. En ese sentido, la Directora de la Unidad de Género y Generaciones de la Intendencia de Salto, Nelly Rodríguez, anunció el hecho junto al Obispo de la Iglesia Católica de Salto, Pablo Galimberti y al Secretario General de la Intendencia, Lic. Fabián Bochia.

 

Nelly Rodríguez anunció que “se trata de un hogar para las mujeres víctimas de violencia doméstica, a un año de este gobierno se pudo cumplir lo que el Intendente Andrés Lima había prometido. La Unidad de Género y Generaciones había reclamado la existencia de esta casa, ya que el refugio que funcionaba durante la administración anterior está inhabitable por las condiciones en las que fue dejado”.

 

Agradeció la generosidad de la Diócesis de Salto y adujo que ahora “contamos con un lugar para cubrir y amparar a las mujeres en situación de violencia doméstica”. Rodríguez dijo además que están arreglando el otro local y en un futuro podremos contar con dos locales.

 

En cuanto a la atención que se prestará allí, Nelly Rodríguez indicó que “seguimos el protocolo de Inmujeres, las personas que estén acompañando a estas mujeres están siendo instruidas y formadas en Montevideo para brindar una atención profesional”.

 

 

 

La jerarca deseó que “no haya mas casos de violencia, porque por un lado es una alegría poder contar con un lugar como este, pero por otro lado no nos gustaría tenerlo lleno este espacio porque significaría que existe violencia y de la extrema, aún así estamos haciendo un espacio abierto para la mujer que recibe violencia y sus hijos”.

 

Por mayor información la directora de Género y Generaciones de la comuna destacó que “la casa que recibimos está equipada, así que tenemos las condiciones de atención necesarias, las personas que sufran este tipo de hechos pueden concurrir a la Unidad de Género y Generaciones en Zorrilla 93, o al teléfono 473 27997”.

 

Por otro lado, el Obispo de la Iglesia Católica de Salto, Pablo Galimberti, destacó la actividad como una “cooperación con la mujer, con la familia y con sus hijos que viven  situaciones de violencia, y por eso le damos una mano para tratar de proteger a la parte más débil, creo que es una propuesta que humaniza, que es solidaria y que hace bien a la sociedad. De alguna manera queremos proteger a las mujeres, darles un amparo, y queremos poner la parte que nos toca, así que es justo colaborar cuando estas cosas sucedan”.

 

“La violencia la llevamos adentro y a veces sale, y la parte que sufre más es la de la mujer que es la que debe cuidar a sus hijos, así que de alguna manera creo que un buen signo es poner el valor de la mujer, el valor de la vida, para poder convivir y educar a sus hijos en paz, porque es un valor para todos”, destacó Galimberti

 

No obstante, el Obispo dejó un mensaje diciendo “cuidemos que la violencia no se reproduzca a través de los gestos, de las palabras, de los medios de comunicación, de las conductas personales, que entre todos podamos poner esa cuota de paz, de justicia, de verdad, que en definitiva son las que contribuyen a una sociedad en paz”.

 

Por su lado, el Secretario General de la Intendencia de Salto, Lic. Fabián Bochia destacó en referencia a la casa de protección a las víctimas de violencia doméstica que “esto es como el seguro, uno lo tiene para cubrirse y quisiera no usarlo. Cabe felicitar a la directora Nelly Rodríguez y a su equipo técnico, también a la Diócesis de Salto, al Obispo Galimberti y al Padre Mauro, que han trabajo por esto y nos han dado una gran mano, es un acuerdo con la institución que brega por valores solidarios”.

 

Asimismo dijo que “para la administración que encabeza el Dr. Andrés Lima y su equipo de trabajo, queremos mantener en alto lo que dijimos, que es entre otras cosas tener una casa para víctimas de violencia doméstica. Ojalá no la usemos pero sabemos que ante ciertos casos, habrá un reparo digno y una atención eficiente, técnica, social y también humana para esos casos que se pueden dar”.

 

 

 

 

Deja Tu Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.