India y Pakistán no logran «endulzar» su relación

339508_20160814125047_desta02El intercambio de dulces entre sus ejércitos en la frontera de la India con Pakistán quedó en un mero intento simbólico por reducir tensiones entre ambos países en la celebración de los 69 años de su independencia, ensombrecida por el desencuentro en el ámbito diplomático.

Oficiales de los ejércitos indio y paquistaní añadieron el canje de dulces a la ceremonia militar que a diario celebran en el punto fronterizo de Wagah, en un gesto con motivo de la conmemoración del nacimiento de ambas naciones tras el fin de la época colonial británica, que celebran hoy Pakistán y mañana la India.

Sin embargo, al mismo tiempo los dos países se acusaban mutuamente de violar el alto el fuego no lejos de este punto en la denominada Línea de Control (LOC, en inglés) de la disputada región de Cachemira, por cuya soberanía han librado varias guerras desde la independencia de ambos en 1947.

El portavoz de Exteriores indio, Vikas Swarup, denunció en un comunicado lo que calificó de «marca registrada de las exportaciones de Pakistán en terrorismo internacional e infiltraciones» hacia el otro lado de la línea.

El comunicado se produjo después de que en Islamabad el primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, y en Nueva Delhi el alto comisionado o embajador de Pakistán en la India dedicaran «a la libertad» en la disputada Cachemira la celebración este año del Día de la Independencia.

La Cachemira india vivió la jornada en un tensa calma en medio del brote del violencia que desde hace más de un mes deja al menos 56 muertos y miles de heridos en la región, entre fuertes medidas de seguridad ante la convocatoria por parte de organizaciones separatistas de marchas en pro de Pakistán.

«La situación está bajo control», declaró a Efe una fuente de la Policía en Srinagar, capital de verano del estado indio de Jammu y Cachemira.

El toque de queda se ha impuesto en varias zonas del estado, que permanecen «bajo restricciones» de movimientos y comunicaciones, indicó esta fuente, que pidió el anonimato.

La violencia se desató en la región tras dar muerte el pasado 8 de julio las fuerzas de seguridad indias a un líder separatista cachemir, con enfrentamientos entre las tropas y los participantes en protestas tras el incidente.

A los pies del Himalaya, Cachemira es la única región india con mayoría musulmana y Pakistán reclama su completa soberanía desde la partición del subcontinente en 1947.

Las dos naciones han librado varias guerras por este territorio separado por una frontera provisional que divide las dos Cachemiras y que es una de las zonas más militarizadas del mundo.

La India acusa a Pakistán de permitir la entrada en la Cachemira india de insurgentes armados para fomentar las aspiraciones separatistas de esta región. EFE

Deja Tu Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.