“MENTAR LA SOGA EN CASA DEL AHORCADO…”

 

congo billLos dilmistas más recalcitrantes le dedicaron ruido de cacerolas al discurso del ahora “presidechi” Temer, y la claque local de la colusión de gobierno alerta acerca de la gravedad de la “situación social” que vive Brasil. Increíble, todavía no tuvieron tiempo de desinfectar y ya tienen la culpa…

Cuando dije “Imbeciles” quería decir exactamente IMBECILES”, el gordo Lanata se metió en el bolsillo a los patoteros del silbido, los invitó a pasar al frente, les recordó que “eran socios”, que “había bóvedas”, que están marchando presos,  y le dedicó el “Martín Fierro de Oro” a la ex – reina K “que la mira por tv”, que por más que imite el estilo de Evita en sus discursos, ya tuvo su primer procesamiento.

Nuestro Nº 1, que brindó con Champagne cuando en los Panamá Higienic Papers apareció el nombre  de un líder de la oposición, ahora se calienta y dice “así no vale”,  “con la familia nooo…”, y “que los investiguen a todos… (esperando que así nadie sabrá nada), cuando resulta que su viejo socio, (et filius), de las adjudicaciones cibernéticas, (empezaron con veinte mil dólares para una planillita Excel para calcular las dosis de la “braquiterapia” y mirá donde fueron a parar…), no solo tenía DOS cuentas en Panamá, sino también una “nidada” en otro paraíso fiscal… para no hablar del deschave de Carlitos a la Senadora Despeinadoski de Pied Noir, que ni bien tuvo, mandó la plata a Suiza…

Las cabriolas retóricas y los vejámenes a la lógica están a la orden del día en estos tiempos de billeteras secas y “galanes obsoletos” que con la “sequeira” perdieron su encanto. Es así que el compañero de fórmula de Dilma, (que también fue votado por los mismos sepetecientos millones de salames que se tragaron la píldora PT-Ross), “carece de legitimación electoral” y es un golpista traidor.

Tener un poder para litigar de representación de una sociedad panameña otorgado hace 20 años, es un bruto delito pequeño burgués; pero abrir cuentas en Panamá para depositar mensualmente U$S 300.000 , (para el famoso negocio de los programas de computación bolivarianos), es cosa irrelevante si lo hace el nene  de papá.

Uno de esos programas debe ser el de control de stock de papel higiénico que usa el gobierno de Maduro, (con gran satisfacción de los vendedores de hojas de bananero), y resulta que no le depositaron los 300.000 mensuales, porque falló el programa de pagos, que es el mismo con el cual “sentaron en el cactus” a los lecheros…

¿Será cierto que antes de decir estas cosas se ponen un  maquillaje con base de cemento ANCAP? Los humoristas no tenemos respuesta para esas interrogantes y sepan los lectores que da aun trabajo bárbaro hacer humor con estas cosas, porque las arcadas son lo opuesto a la risa.

Un homólogo del EMEPEPE, en un ataque de sinceridad, dice que a la colusión de gobierno “no le gusta hablar de corrupción”, y así debe ser, no está bueno “mentar la soga en la casa del ahorcado…

Congo Bill