“¡ACÁ MANDA EL FA, NO LOS QUEREMOS!”, GRITÓ UN SINDICALISTA LOGRANDO QUE BOLIVIANOS SE VAYAN DE SALTO

FUENTE: EL PAÍS DIGITAL

(Escrito por Luis Perez) 

planta fotoAl grito de «¡acá en el Uruguay manda el Frente Amplio y vamos a hacer lo que queremos, mándense a mudar, no queremos extranjeros!», los sindicalistas de la construcción hicieron sentir su presión a trabajadores bolivianos en Salto, que decidieron regresar a su país ante los jornales perdidos por un conflicto.

Una veintena de bolivianos que venían trabajando en el montaje de la planta fotovoltaica La Jacinta, en Salto, anunciaron ayer que regresan a su país al no poder soportar más las presiones a que fueron sometidos por parte del Sindicato Único de la Construcción (Sunca). La obra estuvo paralizada 11 días en el último mes por un conflicto sindical.

Ayer, incumpliendo con una orden judicial de desocupación de la planta, ordenada después de una solicitud de amparo de 125 trabajadores de distintas nacionalidades contratados por su especialización, y que llegaron a Uruguay con la multinacional española OHL, responsable del montaje, y subcontratistas, el Sunca paralizó los trabajos desde las 07.30 hasta las 09.30, violando también un acuerdo firmado en la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra) la semana pasada.

«Llegamos a Salto el 9 de febrero y hasta hoy hemos perdido once días de trabajo por paros y nos hemos visto muy afectados por la pérdida de jornales porque se nos impidió trabajar. Hemos sido víctimas de un efecto colateral porque estamos legalmente en Uruguay, no tenemos ningún problema con la empresa ni donde vivimos», dijo Nicolás, uno de los trabajadores boliviano que regresa a su país.

Al ser consultado sobre si esta decisión de regresar se debía a amenazas recibidas por parte de trabajadores afiliados al Sunca, Nicolás prefirió no pronunciarse y solo dijo: «comprendan que quedan veinte compañeros nuestros y no es nuestra intención perjudicarlos con alguna manifestación que no caiga bien, disculpe pero hemos pasado mal y nos vamos dolidos».

La escribana que ayer concurrió al campo donde se monta la planta, que se ubica a 5 kilómetros de Termas del Daymán, certificó que afiliados al Sunca realizaron una asamblea con bloqueo de entrada y que no se permitió el ingreso a ocho camiones de proveedores y otros 20 vehículos.

El pasado miércoles, en ocasión que un grupo de trabajadores de distintas nacionalidades que cumplen funciones para la empresa OHL concurrió al Juzgado para solicitar una acción de amparo en representación de 125 compañeros, desde la sede judicial se solicitó la presencia policial para preservar el orden ante la hostilidad de que fueron objeto los extranjeros por parte de los representantes del Sunca de Salto, que pretendían hacerlos desistir en su actitud.

Al término de esa audiencia y cuando unos ciudadanos chilenos y españoles habían descendido las escaleras desde el tercer piso y dialogaban entre ellos en la vereda frente a la puerta de acceso al edificio del Palacio de Oficinas Públicas, el presidente de la filial Salto del Sunca, Eduardo Arruda, recriminó duramente a los trabajadores que momentos antes habían presentado una acción de amparo para que se les permitiera el ingreso a la obra.

«Ustedes se van a ir a la mierda del Uruguay, pero a vos te digo que esta obra no se va a terminar porque no vamos a permitir que traigan gente para explotarla y las maten de hambre», dijo Arruda dirigiéndose a uno los inversores del proyecto.

Otro sindicalista, que agitaba una bandera del Sunca, se sumó y les advirtió: «Acá en el Uruguay manda el Frente Amplio y vamos a hacer lo que queremos, mándense a mudar, no queremos extranjeros».

Proyecto de energía solar La Jacinta.

El proyecto de energía solar La Jacinta tiene financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por US$ 66 millones. La central es parte del Proyecto de Energía Solar La Jacinta ubicado a 5 kilómetros al sur de la ciudad de Salto. El complejo suministrará aproximadamente 96 gigavatios/hora anuales de electricidad al sistema eléctrico nacional permitiendo reducir la dependencia de la energía generada a partir de combustibles fósiles. Un decreto de mayo de 2013 prevé la compraventa de energía eléctrica entre UTE y proveedores que produzcan energía eléctrica de fuente solar fotovoltaica.

4 comentarios sobre ““¡ACÁ MANDA EL FA, NO LOS QUEREMOS!”, GRITÓ UN SINDICALISTA LOGRANDO QUE BOLIVIANOS SE VAYAN DE SALTO”

  1. tambien sucedio que empresas #legales# (jaaa) de transporte denunciaron al omnibus que los trasladaba , cayo aduana enseguida y lo incautó. Es el coche que de noche estaba estacionado frente a Jefatura, Rapido el procedimiento No???

  2. Yo escuché en el informativo a esos representantes de los trabajadores, reclamar por los derechos de los mismos al trabajo seguro y a condiciones de vida dignas, denunciaron incluso las malas y magras condiciones de alimentación a las que eran sometidos los ciudadanos extranjeros. Me suena raro que los trabajadores establezcan medidas de lucha para que les bajen el sueldo y los beneficios, me parece muy raro.

Deja Tu Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.